La voz de los chicos

Clarín
04/08/2012
promesas y futuro
La voz de los chicos
La voz de los chicos: promesas y futuro
 
04.08.2012
Tomás Martínez tiene 16 años y hace cuatro que estudia comedia musical en la escuela de Julio Bocca, pero lo que más le gusta es bailar, aunque en Insomnio también le toca cantar y actuar. Su historia es similar a la de la mayoría de los protagonistas de la obra de Ricky Pashkus que se estrena mañana en el Centro Cultural Borges.
 
 
 
“Lo más interesante de esta experiencia es que todos somos artistas muy distintos y logramos complementarnos muy bien. Lo que suelo bailar es contemporáneo o lírico y acá bailo desde tap hasta hip hop, que no es lo que acostumbro. Eso hizo que me esfuerce para dar una buena performance”.
 
 
 
Varios formaron parte del musical La Novicia Rebelde, como es el caso de Martina Haissiner, la más pequeña del grupo con tan solo 8 años: “Bailo, canto y actúo desde los 3. Estoy segura que voy a dedicarme a esto toda mi vida”, dijo.
 
 
 
Patricio Di Stabile, de 12 años, le contó a Clarín.com que baila, canta y actúa desde los 4, aunque empezó a estudiar fuerte comedia musical con Julio Bocca hace 3 años. “La expresión con el cuerpo es única y hermosa. Es una obra que apunta a un público amplio porque todos los cuadros son de muy buen nivel artístico y muy entretenidos”, afirmó.
 
 
 
Entre tanto rejunte de promesas está Lautaro Ripa, de 11 años y pianista desde los 5. Lo que más destaca de Insomnio es que reúna a artistas jóvenes para hacer una comedia musical. “No es mi primera vez en una obra, pero sí en una compuesta sólo por chicos. Se me cumplió un sueño.”
 
 
 
Tomás “Wics” Mordkowicz, de 14, señaló que la obra es corta pero que en el poco tiempo que dura logra transmitir muchas sensaciones en torno a una problemática social. “Creo que quienes la vengan a ver no van a poder dormir quedándose pensando en nosotros”, dijo con una sonrisa.
Clarín
Volver

Palabras clave

Ricky Pashkus