Nov 11, 2019

|

por: admin

|

Categorías: Musical, Uncategorized

El martes 12, en el Ópera Primeras Damas del Musical

Este martes 12 de noviembre, a las 20.30, se producirá la quinta edición de Primeras damas del musical, el show que crearon Ricky Pashkus y Pablo Gorlero.

La idea es que figuras del teatro musical pueden estar sobre el escenario -en esta oportunidad, del Opera-, y cantar temas solas, a dúo y con orquesta. Por orden alfabético, las elegidas son Natalia Cociuffo, Laura Conforte, Laura Esquivel, María Rosa Fugazot, Melania Lenoir, Sandra Mihanovich, Sofi Morandi, Florencia Otero, Paula Reca, Ángela Torres, Déborah Turza, Belén Ucar y Julia Zenko.

Hace una semana fue el ensayo general, que dirigió Pashkus (A Chorus Line, entre tantos musicales). El y Gorlero dialogaron con Clarín.

Ricky Pashkus dirigirá "Kinky Boots", el musical de Broadway, con Martín Bossi y Fernando Dente, desde el 15 de enero en el teatro Astral.

Ricky Pashkus dirigirá “Kinky Boots”, el musical de Broadway, con Martín Bossi y Fernando Dente, desde el 15 de enero en el teatro Astral.

-¿Recuerdan cómo se les ocurrió la reunión de la primera “Primeras Damas”?

Pashkus: Fue en la mesa de un café. Yo quería trabajar con Pablo. En esa reunión, en una confitería, nacieron los Premios Hugo. Le propuse mil cosas más. No le gustaron.

Mirá también

Primeras Damas del Musical: Tres que representan a todas

Gorlero: Teníamos ganas de seguir haciendo cosas juntos, y llegó a mis manos un DVD de un concierto con primeras figuras de la escena musical en Broadway y le propuse replicarlo en Buenos Aires, pero con nuestra impronta.

-¿Cómo es la selección de las cantantes?

Gorlero: Lo consensuamos, pero nos lleva varias reuniones y discusiones en las que también participa el productor. Yo soy de los que prefiere a las figuras del musical y no a las famosas. Pero tratamos de encontrar un equilibrio. Luego en el trabajo conjunto, Ricky sabe trabajar mejor que yo con los egos.

Siete de las elegidas, en un descanso durante el ensayo.

Siete de las elegidas, en un descanso durante el ensayo.

-¿Se ponen de acuerdo en todas las participantes, o pueden transar en cuanto a “OK, yo quiero a A, vos a B”, y así?

Pashkus: No nos ponemos de acuerdo enseguida. Pero sabemos que el OK de los dos es imprescindible. Tenemos diferentes gustos y miradas. Eso es lo bueno. Pablo es más severo que yo. El es exigente en torno a la calidad, creo que los dos lo somos…y le da importancia al ser tan conocedor y respetuoso de la historia del musical. Yo a veces me siento atraído por otras cosas. Creo que el show permite la aparición de personalidades muy fuertes y populares que a veces no tienen tanta historia en el género.

-¿Cómo es el método de ensayos?

Pashkus: Una vez elegida la canción, la intérprete recibe la pista para estudiarla. En los casos que llevan coreografías, son aproximadamente cinco ensayos. Luego, dos encuentros junto a Damián Mahler y el ensayo con orquesta, un día de puesta en escena, un día en la sala como ensayo general, y listo. A escena.

Florencia Otero canta ante la mirada atenta de Pashkus y de Déborah Turza.

Florencia Otero canta ante la mirada atenta de Pashkus y de Déborah Turza.

-¿Ellas llevan sus temas preseleccionados, o son ustedes los que deciden qué van a cantar?

Gorlero: Junto con el director musical hacemos una selección de temas que nos gustan y pensamos en cada intérprete. Muchas veces una intérprete es elegida porque se nos viene a la cabeza de inmediato por tal o cual canción. Por supuesto, algunas de ellas también nos traen propuestas que escuchamos. Algunas son aceptadas con gusto.

Pashkus: En relación a los temas es un trabajo específico entre Damián Mahler, Pablo y la cantante. Se consensua con ellas. Cada año se trabaja con otros objetivos y tratamos de nunca repetir canciones. Este año se eligieron temas con fuertes melodías buscando que o sean reconocidas por el público o que tuvieran melodías accesibles. Son conceptos que van variando.

-¿Cómo se decide el orden en que se presentan?

Pashkus: El orden se elige por el carril musical, y por otro lado alternando solos con dúos, melodías intensas con baladas. Es decir, un collar de temas unidos por una dinámica que refleje la vitalidad del teatro musical.